arrow Mensaje de Bienvenida
 arrow Misión
 arrow Historia
 arrow Organización
 arrow Subsidiarias Principales
 arrow Afiliadas Principales
 arrow Avisos de Propiedades BGF
 arrow Convocatorias
Inicio > Sobre el BGF > Historia

Historia

line

1980: Comienza la recuperación

El deterioro económico que caracterizó los 1970 se extendió hasta mediados de los 1980. La inflación continuaba sin freno y la tasa de desempleo en la Isla llegó a ser 23.4% en 1983. Pero algunos rayos de luz se asomaban para alumbrar lo que parecía un oscuro panorama.

La Sección 936 del Código Federal de Rentas Internas, que el Congreso aprobó en 1976, comenzó a rendir frutos en la forma de nuevas inversiones. Esta sección permitía a las subsidiarias de compañías estadounidenses con operaciones en la Isla a remitir sus ganancias a las compañías matrices sin tener que pagar contribuciones federales. Mientras el Congreso subsecuentemente impuso ciertas restricciones a la repatriación de ganancias, esta herramienta demostró ser un incentivo valioso para atraer nuevas inversiones a la Isla. Muchas de las corporaciones principales de EE.UU., particularmente firmas farmacéuticas y electrónicas, se establecieron en Puerto Rico gracias en gran medida a este incentivo contributivo.

La nueva ola de inversiones que provocó la Sección 936 ayudó a mover la Isla en ruta a una recuperación económica. Para 1990 la tasa de desempleo había bajado a 14.1% ya que miles de puertorriqueños consiguieron empleos en las nuevas plantas que se establecieron.

La década de 1980 vio otras iniciativas importantes por parte del BGF. En un esfuerzo por lograr que más puertorriqueños continuaran estudios académicos a nivel superior, en 1981 el Banco estableció la Corporación para la Asistencia de la Educación Superior en Puerto Rico. Esta subsidiaria garantizaba préstamos otorgados a estudiantes por la banca privada bajo un programa del gobierno federal. Igualmente, el Banco creó la Asociación de Préstamos Estudiantiles de Puerto Rico que ofrecía préstamos a bajos intereses para estudios de postgrado.

El Banco también concentró su atención en idear nuevas formas de estimular la construcción de nuevos hogares para familias de ingresos bajos y moderados. En 1985 estableció el Primer Fideicomiso Hipotecario que generó sobre 3,000 nuevas viviendas para familias que de otro modo no hubieran podido adquirir su hogar propio. El éxito de este nuevo concepto de fideicomiso llevó a la aprobación de una nueva ley en 1987 que permitía que el gobierno cooperara con el sector privado para proveer viviendas a bajo costo a familias necesitadas.

En 1987 el Banco vendió $1,600 millones en bonos de obligaciones generales, en ese momento la emisión más grande jamás vendida en la historia del BGF y la segunda más grande vendida en el mercado estadounidense de bonos municipales. La venta generó ahorros de $80.8 millones en el servicio de la deuda

En 1988 el BGF creó la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura en Puerto Rico (AFI) para proveer financiamiento y apoyo administrativo a entidades gubernamentales que desarrollan proyectos de infraestructura. El objetivo primario de AFI era asistir a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, agencia que estaba cargada de deuda

Arriba   
Derechos reservados © 2008-2017 Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico
Mapa de Sitio | Aviso Legal | Contáctenos